• Juan Manuel Contreras

GAS INFLEXIBLE - UNA MIRADA SISTÉMICA

Hemos sido testigos de una discusión sobre las declaraciones de precio para gas inflexible, que no permite ver con claridad el problema de fondo y los principios que deben respetarse en su eventual modificación.


Qué es el gas inflexible


Se denomina gas inflexible a la posibilidad de despachar a costo variable cero,que tienen las generadoras a gas natural proveniente del GNL almacenado en los estanques de los terminales Quintero o Mejillones. Esto,debido a la necesidad de desocupar una parte de los estanques, necesaria para recibir la recarga desde los buques despachados.


Cuál es el problema


Cuando se inició la importación de Gas Natural desde Argentina, se instalaron centrales a base de gas natural, que se alimentaron directamente desde las fuentes de producción, a través de los distintos gasoductos que se construyeron al efecto.


Luego del cierre de las importaciones de gas argentino, la solución que se implementó fue la importación y almacenamiento de GNL en dos terminales, uno en Quintero (para la zona central) y otro en Mejillones (para el Norte Grande). Al día de hoy, Quintero tiene una capacidad de almacenamiento de GNL de 330.000 m3 y Mejillones 187.000 m3.


Por su parte, la capacidad instalada conectada al terminal Quintero es de 1.883 MW en ciclos combinados y 298 MW en turbinas ciclo abierto, mientras que el terminal Mejillones suministra a 1.840 MW en ciclos combinados y 237 MW en turbinas ciclo abierto.


Esta capacidad de almacenamiento es pequeña. Si se incorpora el uso de gas industrial y pleno despacho de las unidades a gas natural, la capacidad de almacenamiento es de unos 20 días.


Más relacionado con el gas inflexible, el almacenamiento en Quintero alcanza para dos y medio buques y el de Mejillones para uno y medio buques.

Con lo anterior, es entendible que el manejo del GNL en los estanques se haya transformado en una variable crítica del sistema.


Efectos del gas inflexible


Los efectos de la norma que permite la declaración de gas inflexible se pueden resumir en tres puntos:

  1. Desplazamiento de la generación de centrales ERNC por centrales a gas con declaración de gas inflexible (vertimiento).

  2. Impacto en los costos marginales.

  3. Mayor seguridad del sistema por disponibilidad de GNL almacenado.


Qué principios debe considerar la solución


El primer mandato legal que debe ser resguardado es la seguridad del sistema. Por ello, y en línea con la relevancia que adquiere la generación a gas natural por el plan de descarbonización del país, se debe velar por la suficiencia de GNL en los terminales en forma permanente. Esto valida la operación que efectúa el Coordinador, de despachar centrales a base de gas, asegurando la disponibilidad de capacidad de almacenamiento para los volúmenes de GNL que han sido adquiridos y que se encuentren en despacho


Una solución a este dilema sería incrementar el almacenamiento de GNL disponible en ambos sistemas. No obstante, esta ampliación puede ser implementada por cualquiera de los actores del sistema.


Un segundo aspecto que debe velar la solución implementada es el costo de operación del sistema y la descontaminación efectiva de la matriz eléctrica. En este último punto, no es viable pensar que la sustitución de gas por Diesel sea una solución aceptable.


Junto a lo anterior, se debe resguardar la minimización de los costos operacionales del sistema. Para ello, debe considerarse la capacidad instalada de generación a base de gas como un estabilizador de costos y precios para las distintas contingencias hidrológicas. En este sentido, el problema se invierte y apunta a asegurar la contratación de GNL en los volúmenes que el sistema requiere.


Es razonable pensar que con las señales existentes son adecuadas, que corresponde aumentar la transparencia en las decisiones y que cada cual que, velando por sus intereses, tome las acciones que correspondan.

Entradas Recientes

Ver todo