• Juan Manuel Contreras

El tiempo de las ERNC en la base del sistema


La historia reciente de la evolución de los costos de fabricación de las plantas eólicas y solares nos hacen prever que no está lejano el momento en que la integración de las energías ERNC y los sistemas de almacenamiento en línea desafiarán a las maneras convencionales de generación de energía en todos sus aspectos.

Un objetivo relevante que se ha desarrollado en forma sostenida y desde hace más de una década en Chile es la incorporación de las energías ERNC en la matriz eléctrica. El trabajo de incorporación de estas energías se ha dado en dos líneas que se entrecruzan en el tiempo: el legal/regulatorio y el desarrollo de las condiciones técnicas del sistema.


En el ámbito legal y regulatorio, la inclusión de las ERNC se inició con la obligación de que un porcentaje de la energía que abastece los contratos debería provenir de fuentes renovables no convencionales. Esta meta se fijó inicialmente en 10% para el año 2024, incrementándose hace unos años a 20% para el año 2025. Se desarrollaron normas técnicas que definen los estándares de desarrollo y conexión de estas centrales, se incorporaron incentivos de liberación de pago de peajes, se definieron licitaciones especiales para estas tecnologías y más recientemente, se les abrió un espacio especial en las licitaciones de suministro a empresas distribuidoras definiendo bloques horarios para acotar el riesgo de sus contratos.


Por otra parte, se ha avanzado fuertemente en desarrollar el sustrato técnico que viabiliza su efectiva incorporación al sistema. Para ello se adjudicó a inicios del año 2013 la construcción de una línea de transmisión en 500kV entre las subestaciones Cardones y Polpaico, con una capacidad de transmisión de 1.500MVA que permite una efectiva conexión de la zona del norte chico al SIC.


Más recientemente se ha decretado la interconexión de los sistemas SIC y SING con una línea de similar capacidad de transmisión. Los CDEC han avanzado fuertemente en incorporar capacidad técnica predictiva y operativa que permite maximizar el despacho de las centrales ERNC.


El paso natural para incorporar plenamente estas centrales que, por la disponibilidad del recurso son intermitentes en su ciclo diario de generación, es la incorporación de sistemas de almacenamiento de energía en línea. Para ello ya existe un proyecto en el SING del orden de 110MW que almacenará energía mediante la conservación de calor en sales, lo que permitirá llevar la generación de una central solar a un factor de planta sobre 94,5%.


Asimismo, en la zona de Copiapó se está desarrollando un proyecto fotovoltaico de 150MW que, combinado con tecnología de almacenamiento solar térmico mediante sistemas de torre de potencia con sales fundidas de 260MW, proveerá generación continua.


Un proyecto de almacenamiento hidráulico que lleva bastante tiempo en desarrollo es el bombeo de agua de mar a zonas de almacenamiento en altura en las horas de disponibilidad de radiación solar, para su posterior generación en las horas que las centrales no disponen del recurso para generar directamente.


En el mundo ya existen baterías de tecnología y tamaño suficiente para ser incorporadas directamente al sistema eléctrico. En los tiempos actuales probablemente no son suficientemente económicas para su incorporación masiva. No obstante, la historia reciente de la evolución de los costos de fabricación de las plantas eólicas y solares nos hacen prever que no está lejano el momento en que la integración de las energías ERNC y los sistemas de almacenamiento en línea desafiarán a las maneras convencionales de generación de energía en todos sus aspectos.

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 CT Energía

Logo.png

CT Energía